Horario de atención: Lunes a Viernes: 8:00 - 12:00 y 2:00 - 6:00 / Sabado: 8:00 - 1:00

Blog Post

Prevención, responsabilidad y protección

“El disfrute del máximo nivel de salud posible es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano. Los logros de cualquier estado en la promoción y protección de la salud son importantes para todos” : preámbulo de la constitución de la O.M.S.

En el preámbulo de la constitución de la OIT se proclama que “la protección del trabajador contra las enfermedades y lesiones sufridas en el empleo” constituye condiciones necesarias para “una paz universal y duradera”, es decir, es un elemento fundamental de los derechos universales.

Los conceptos anteriores tomados de sus fuentes, simplemente se han mencionado para comprender que nuestro esfuerzo tiene proyecciones y que es un deber y un derecho humano, elemental, fundamental, básico.

Prevencion

Debe ser el primer paso, antes de proteger y dar vigilancia médica. La Seguridad Proactiva es esencialmente preventiva y por tanto acoge sus principios:

  • Evitar los riesgos
  • Evaluar los riesgos que no pueden ser evitados.
  • Combatir los riesgos en la fuente.
  • Adaptar el trabajo al hombre.

Los medios de prevención son las medidas técnicas u organizacionales colectivas susceptibles de eliminar el factor de riesgo, de reducir la gravedad del daño, de disminuir la exposición o la probabilidad del daño.

Para hacer prevención se requiere:

  • Conocer la situación de riesgo. Es una obligación de la empresa informar a los trabajadores sobre los factores de riesgo a que están expuestos por su actividad, las consecuencias que estos tienen para su salud y en ocasiones, para la salud de su familia o grupo con el que convive.
  • Dimensionarla. Para ello es necesario evaluar la gravedad probable de las lesiones, en la salud del trabajador. Puede medirse en términos de tiempos de licencia, incapacidades, etc. que se traducen en pérdidas económicas para el trabajador y su familia, y para la empresa (tiempos perdidos, producción, imagen).
  • Controlarla. Al aplicar medidas correctivas en la fuente, en el medio o en el trabajador. En este último caso estamos hablando de Protección, que ya es un método correctivo.

Se realiza control en la fuente:

  • Diseño de edificios, equipos, maquinarias
  • Sustitución de materiales tóxicos por otros menos tóxicos.
  • Cambio o alteraciones en los procesos. Aplicación en forma mecánica en lugar de manual.

Se realiza control en el medio:

  • Aislamiento en el espacio y el tiempo.
  • Encerramiento.
  • Métodos húmedos
  • Ventilación general (inyección o extracción)
  • Ventilación local exhaustiva

Responsabilidad

La responsabilidad es de todos: trabajadores y empleadores, al interior de la empresa.

1. Cuando ocurre un accidente de trabajo, la tendencia es buscar un culpable.

(Debo decir que el término “accidente” no me gusta, porque pareciera que fuera algo que se nos sale de las manos, que está fuera de nuestro control, pero ya es suficientemente reconocido y aceptado, y haciendo esta salvedad, aceptémoslo).

Si practicamos Seguridad Proactiva, la tendencia sería mirar donde estuvo la falla mía, ya que cada uno es responsable de su compañero, de su equipo, de sus trabajadores. Al actuar como un grupo de trabajo, como una unidad integrada a la empresa, un accidente es un síntoma, es somatizar una enfermedad o hacer metástasis como en un cáncer. Las causas del accidente deben buscarse a todos los niveles y relacionarse entre sí.

Si usted ve un peligro, usted tiene la obligación de corregirlo. Si ve un derrame, una barrera protectora fuera de lugar o un cable suelto, usted tiene la responsabilidad de corregir el problema. Esto puede ser muy simple como tomar un trapo y secar un derrame, o tan complicado que requiera notificar al supervisor. Pero si usted no hace nada al respecto, usted tendrá parte de responsabilidad en cualquier daño que ocurra.

2. Cuando se controla el riesgo en el trabajador expuesto.

La protección personal debe considerarse como un último recurso de reducción del peligro en el lugar de trabajo. En la jerarquía de métodos que pueden utilizarse para controlar los peligros en el lugar de trabajo, la protección personal no es un método de primera elección. De hecho, debe utilizarse solo cuando los posibles controles técnicos o de ingeniería que reducen el peligro (mediante métodos como el aislamiento, el cierre, la ventilación, la sustitución u otros cambios de proceso) y los controles administrativos (como reducir el tiempo de trabajo con peligro de exposición) ya se han aplicado en la máxima extensión viable. Sin embargo hay casos en que la protección personal es necesaria, a corto o a largo plazo para reducir el riesgo de lesión o enfermedad profesional. En tales casos, el equipo y los dispositivos de protección personal deben utilizarse como parte de un programa global que abarque la evaluación completa de los peligros, la selección y adecuación correcta del equipo, la formación y la educación de las personas que han de utilizarlo, las operaciones de reparación y mantenimiento necesarias para conservarlo en buen estado de servicio y el compromiso conjunto de directivos y trabajadores con el buen resultado del programa de protección.

3. Elementos de un programa de protección personal

La sencillez aparente de ciertos equipos de protección personal puede llevar a subestimar el esfuerzo y los gastos necesarios para utilizarlo eficazmente. Aunque algunos elementos como el calzado protector o los guantes son relativamente simples, los equipos de protección respiratoria y otros aparatos pueden ser muy complejos.

Los factores que dificultan la protección personal eficaz están intrínsecamente vinculados con todo método que se basa en la modificación del comportamiento humano para reducir el riesgo y no en la incorporación de la protección en el origen del riesgo.

4. Todo programa de protección personal debe incluir:

  • Evaluación del peligro. Para lograr un equilibrio adecuado entre riesgo y medida de protección, es preciso conocer la composición y magnitud (concentración) de los peligros (incluidos los agentes químicos, físicos y biológicos) el tiempo durante el cual el equipo debe ejercer un nivel determinado de protección y la naturaleza de la actividad física que puede realizarse mientras se usa el equipo. Esta evaluación preliminar del peligro constituye una etapa de diagnóstico esencial que debe realizarse antes de elegir la protección adecuada.
  • Selección. Esta etapa está determinada en parte por la información obtenida en la evaluación del riesgo, combinada con los datos sobre el rendimiento de la medida de protección que se prevé utilizar y el grado de exposición que seguirá habiendo una vez aplicada la medida de protección personal. Al elegir dispositivos y equipos de protección es importante tener en cuenta que su objetivo no es reducir el riesgo y la exposición a cero. Los fabricantes de equips de protección respiratoria, protectores auditivos y otros similares facilitan datos sobre el rendimiento de su equipo, entre ellos los factores de protección y atenuación. Combinando tres datos esenciales -naturaleza y magnitud del riesgo, grado de protección proporcionado y nivel admisible de exposición y riesgo mientras se usa el equipo- se pueden seleccionar dispositivos y equipos para proteger debidamente a los trabajadores.
  • Ajuste. Todo elemento de protección debe ajustarse correctamente para que proporcione el grado de protección esperado. Además de influir en su rendimiento, el ajuste constituye un factor importante para la aceptación del equipo y la motivación de las personas que lo utilicen. El tallaje es de vital importancia para que el equipo de protección sea cómodo y no se convierta en un peligro adicional. Hay normas específicas para el caso de los protectores respiratorios (Administración para la salud y la seguridad en el trabajo de Estados Unidos), pero el principio del ajuste adecuado debe aplicarse independientemente de la existencia o no de normativa al respecto.
  • Formación y educación. Los programas de protección personal para que tengan buen resultado requieren de la participación y compromiso total de los trabajadores que los utiliza y de los directivos que los proporcionan. Los responsables de la gestión y el funcionamiento del programa de protección personal deben estar formados en la selección del equipo adecuado, la verificación de su correcto ajuste a quienes lo utilizan, la naturaleza de los peligros frente a los cuales el equipo debe ofrecer protección y las consecuencias del mal funcionamiento del equipo. Deben también saber reparar, mantener y limpiar el equipo, así como identificar los daños y desgaste que se produzcan durante su uso.

La organización de la prevención dentro de una empresa es necesariamente PROACTIVA.

Por: María Teresa Mancera Ruiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Incendios en cocinas industriales

Las actividades realizadas diariamente en una cocina industrial, estan asociadas a distintos tipos de

Seguridad proactiva

El concepto de seguridad proactiva se refiere al esfuerzo conjunto por conservar y mantener